Por qué comencé a practicar yoga

Sonia Ruiz

Nuevo año, nuevos propósitos. Y por fin, hoy estreno mi blog.  Mis primeras palabras se las dedico con entusiasmo a mi estilo de vida favorito, el yoga. Hoy le dedicaré unas breves líneas, contándoos cómo ésta doctrina entró en mí, un amor a primera vista.

Amo el deporte, soy activa y enérgica; entonces, pasaba por aquel momento de mi vida en el que no te dedicas tiempo suficiente. Sólo y únicamente por pensar un poquito más en mí, hace dos años, comencé con mi práctica de ashtanga yoga, tipo de yoga dinámico y acelerado, con posturas y movimientos fluidos. Si volviera atrás, hubiera comenzado antes, mi vida ha mejorado enormemente. No ha hecho magia por supuesto, pero he encontrado el equilibrio en mi cuerpo y mente, además de fortalecer mi cuerpo de manera pronunciada.

La práctica repetida de asanas, respiraciones y meditación me llevaron a formarme en algunos estilos, profundizar sobre cada uno de ellos y poder dedicarme en cuerpo y alma a compartir mi sabiduría y conocimientos con mis actuales alumnos. Con ellos día a día es una nueva lección, una nueva aventura. Cada uno de ellos sigue el camino del yoga por motivos diferentes; cada búsqueda es igual de interesante y respetable:

– Personas que lo buscan como forma de vida, profundizando en su historia, filosofía y tradición

– Personas que buscan calmar el sufrimiento del alma

– Otros buscan una alternativa a la medicina tradicional, para recuperar su salud (el estrés y la ansiedad, hoy en día tan común)

– Otros buscan ejercicio para mantenerse en forma

– Personas que necesitan un paréntesis en su día y necesitan desconectar de las obligaciones

Y es que esta doctrina está abierta para personas de todas las edades y situaciones, ajustándose a cada una de sus necesidades. Es maravilloso y es para todos.

Sentía contaros mi amor hacia el yoga en primer lugar; pero no puedo dejar en segundo plano otra gran noticia que hoy tengo que daros, y es que en 8 días inicia una nueva etapa en mi vida, mis sueños comienzan a hacerse realidad: inicio una nueva apertura de un centro de Yoga, Pilates y Nutrición. Hace justo dos semanas aproximadas, los planetas se alinearon y el universo se puso de mi parte, lanzándome mensajes de alerta para pegarme el pequeño empujoncito que me faltaba. Y es que ese pequeño empujoncito no me lo ha pegado nadie, sólo mi intuición, mi ser interior. Comienzo un nuevo ciclo en mi vida, en el que dejo a muchas obligaciones y personas queridas, las cuales llevaré conmigo siempre y a las que sólo puedo darle las gracias; y ahora mi corazón está abierto para dar paso a un espectáculo lleno de grandes acontecimientos, rodeado de nuevas y no tan nuevas personas.

Dedicado a mi toda mi familia, [email protected] y a todas las personas que me han empujado a seguir por este precioso sendero que me aporta felicidad. Os quiero.”

COMPARTE ESTO EN

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest