Lo que no debe faltar en tu camiseta si vas a hacer Pilates

Sonia Ruiz

¡Buenos días [email protected]!

¿Todavía [email protected] de qué actividad elegir? Si tu actividad elegida es el método Pilates, leer este post será como tocarte la lotería. Si ya has tomado la decisión de acudir, es de extrema importancia que te inculques para ti [email protected] determinados principios. Es un consejo práctico que doy, os hará disfrutar y sentir la actividad de otra forma:

Puntualidad: durante los primeros diez minutos de cada clase se realiza un calentamiento funcional para preparar el cuerpo y la mente, en el que comienzas a tomar conciencia de tu respiración y de tu postura. 

Comunicación: tanto si es tu primera vez, como si se trata de una de tus clases habituales, es de suma importancia poner en conocimiento del profesor, cualquier tipo de dolencia, lesión o patología que padezcas, para que así, pueda adaptar los ejercicios, para evitar lesiones.

Concentración: el alumno siempre debe ser consciente en primera persona de lo que está haciendo. La atención debe ser máxima en todo momento. En el método Pilates, el alumno tiene que focalizar todo el cuerpo y no solo un músculo. 

Paciencia. No seas demasiado crítico con tu trabajo, no te preocupes si haces algo mal, o cometes pequeños errores. No hay prisa. Poco a poco irás tomando conciencia de tu cuerpo, e irás consiguiendo los resultados que buscabas. Sólo necesitas dedicación y no agobiarte. Con voluntad todo está a nuestro alcance. 

Confianza. Practicar Pilates no es fácil. Demasiada información e instrucciones para realizar movimientos de una forma precisa, y tal vez ni puedas localizar la zona que se te indica. A todos nos ha pasado esto en nuestras primeras clases de Pilates. Te asaltan las dudas y la inseguridad: “¿seré capaz de hacerlo?” Tranquilo, podrás, y serás capaz de coordinar la respiración con el movimiento y de muchas cosas más. Después de varias sesiones, la situación irá cambiando y tú serás el responsable de ese cambio.

Constancia. No hay nada que pueda dar un buen resultado, si no te esfuerzas personalmente por conseguirlo. No existe una varita mágica que toque tu cuerpo y lo transforme. Obtener los beneficios del método, dependerá del compromiso físico y mental que adquieras contigo mismo. Pilates solo funciona si se practica.

Orgullo. Siéntete orgulloso de tus logros. Los resultados que obtengas con el método Pilates, serán  inversamente proporcionales al tiempo que le dediques y a tu esfuerzo personal por conseguirlo.  Es importante que entiendas que tú desempeñas una importante función para alcanzar los objetivos que has venido a buscar. No te subestimes. Piensa en lo que has conseguido hoy en tu clase y felicítate por ello.

Espero que después de leer estos principios tan importantes, si todavía no tenías muy claro probar el método Pilates lo hagas y si ya lo tenías claro, que lo vuelvas a leer para comenzar a concienciarte nada más que pongas un pie en el centro. Estaré dispuesta a ayudarte en todo lo que necesites.

¡Feliz día amores!

COMPARTE ESTO EN

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest